De la EAO a la USACH

La Universidad de Santiago es heredera de una identidad de futuro, entendido como la creación permanente de algo nuevo, y no solo como la inercia de proyectar el pasado. Pero hemos caído en un agujero que nos impide ver más allá de nuestras rejas.

Nuestra Universidad se encuentra en una fase de involución temprana, debido a que nuestros indicadores revelan un retroceso en el contexto nacional e internacional. De mantenerse, esta involución afectará nuestra calidad y nuestros ingresos lo que puede provocar un perjuicio contra nuestro prestigio y competitividad. Sumado a la incertidumbre que provoca una política de gratuidad centrada en el financiamiento a la demanda, esta involución puede llegar a tener un impacto negativo en nuestra estabilidad laboral y salarial. Nuestras debilidades internas junto a las amenazas externas se asocian para generar esta incertidumbre y poner en tela de juicio nuestras posibilidades reales de tener un impacto sobre Chile y una influencia sobre América latina.

Descargar De la EAO a la USACH en PDF